lunes, 23 de diciembre de 2013

Palabras con Sentido


Amor, quiero, verso, poema.
-Si, siempre, ahora, ya, voy,
-Beso, recibo, guapa, bonico, dulce, alegría, risa, vida.
-Gracias, corazón, mira, ves, fuerza,
-Poderoso, abrazo, aplauso, curioso, regalo, da,
-Doy, día, sol, luz, verdad, caliente, sabroso, cálido, más,  necesidad, cariño, conversación, escuchar, oír.
-Tiempo, paciencia, piel, sensible, pecho, tuyo, mamá, abuela, amigo, hombro, regazo, duende, campanilla, familia, todo.
-Ayuda, vamos, arriba, sigue, simpática, preciosa, sentido, agradable, 
-Bienestar, natural, bondad, brillo, éxito, siglo, vocación, compromiso, enlace, paso, nombre, contorno, comida, sed, agua, subir, trabajo.
-Solución, privilegio, orgullo, desnudez, mar, maestro, payaso, patria, flor, hábito, carácter, destino, siembra, cosecha, medita, perdona, brilla, ríe, baila, sabiduría, proyecta, ilusión, orgullo, resistir, miel, flor.

-Jugar, leer, admiración, deseo, sexo.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Cadenas de Piedra


¿Qué necesidad tiene el hombre de hacer algo en su vida con el solo sentido que otros, mucho más tarde se pregunten la razón por la que lo hizo? ¿Qué razones llevaron a los artesanos del Medievo a pensar en tallar en la piedra una cadena de eslabones macizos y sin fisuras entre ellos, con el solo sentido práctico que adornaran una pared exterior del ábside de una catedral? En este caso la de Murcia.  
Siempre me pareció una obra perfecta, de una originalidad total, de un trabajo de talla sin igual. De trabajo infinito, de paciencia y de técnica. De obtener esa cantidad de piedra en bloque y cortarla de tal forma que su trabajo se viera recompensado con el éxito. ¿Cuánto tiempo tardó, cuantas manos intervinieron, como la trasladaron, se le rompió alguna vez?  
Me he preguntado muchas más cosas sobre ella. 
Pero para mí solo por ornamentar esa edificación no tiene más sentido que el que le diera el artesano. El escultor. Y eso es lo que me gustaría entender. ¿Cuál es el fin de una obra como esta. La de ensalzar sus habilidades? ¿La de ensalzar la figura de algún noble de la época para mayor gloria? ¿Comprobar que somos capaces de realizar cosas más allá de nuestro entendimiento? ¿Qué podemos superarnos siempre?. ¿Qué somos capaces de hacer mucho más de lo que creemos?  
No sé que fue. Que motivo tuvo. Por más que he investigado todo son conjeturas. Y quizá esa fue la razón de que la esculpiera. 

La que ahora este yo haciéndome esas preguntas. Y creerme que soy capaz de hacer cosas que nunca me hubiera imaginado que podría hacer. 

martes, 17 de diciembre de 2013

La locura del amor



La locura del amor, crea la magia de la libertad.
El corazón y la mente hacen que el cuerpo disfrute del sexo
Por lo que al corazón lo volvemos loco, y la magia cambia la mente,

Hacen que el amor y el sexo en el cuerpo sean libres.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Terminó


Cuando oigo tus letras
Cuando siento tus palabras
Cuando percibo tus sentimientos
Cuando escucho tus lamentos
Vuelve los malos recuerdos
Llegan huecas tus promesas
Abrasan tus propuestas
De los días ya vividos
Todo se acabó
El día que salí
Nunca más volví
De algo que ya terminó


miércoles, 11 de diciembre de 2013

Singular


Hace mucho tiempo que ya deje de ser yo. Aunque creo que muy pocas veces lo fui. Por mi niñez yo era el hijo de, o el nieto de.
Unos años y no demasiados, tuve consciencia de qué es lo que me estaba pasando. Buscaba mi singularidad, necesitaba encontrarme a mí mismo y demostrarlo. Quizá por ese espíritu de rebeldía de la juventud y de inconformismo que conlleva el cumplir años y entrar en esa dinámica de los recuerdos. Antes ni eres mayor, solo cumples años y te vuelves esponja de vivencias. Y ese día tomas conciencia que vuelves la vista atrás y revives lo ya vivido. Ese día si buscas tu independencia de los ancestros. Busca que te digan que tu eres tú. Y ni el hijo de. O el amigo de, o el primo de.
Pero casi sin darte cuenta, la vida te coloca demasiado rápido en su justo punto. Has tenido un década de ese yo soy yo. Y ahora empiezas a escuchar y de tus propios colegas de vida, los de tu quinta, los de tus propios años que te dicen tu eres el padre de, o tu eres el hermano de.
Vuelves al principio de la vida. Vuelves a querer buscar de nuevo tu unipersonalidad. Quieres ser de nuevo tú. Sientes que tu madurez ya esta encima y que tu experiencia da una visión distinta a tu vida. En esos años de rápida veteranía y de crear algo por ti mismo, dejaste el ya reconocido yo también soy yo. Da un nueva visión a tu forma de ser tú. Miras en lo que has hecho. Y disfrutas de tu obra. Disfrutas que ahora te digan tu eres el padre de. O la madre de. Qué más da.

Te has reconocido a ti mismo. No has necesitado de otros para sentirte orgulloso. Por ti y por tu obra eres tú siempre 

martes, 10 de diciembre de 2013

Un Copo de Nieve


Realmente no sé cuándo comienza mi vida. Ni cuando muero o cuando nazco.
Creo que empieza en el lago de la laguna de La Mata. Allá por el mes de agosto. Sé que el clima es excepcional. Mucho calor. Allí se llenan las salinas en el invierno para que el sol me vaya evaporando. Cuanto fuego hay a veces. Parece que quema el agua.
Una tarde de calima asfixiante alguien me dió un codazo.
-Te toca. No tardes antes de que refresque, tienes un largo viaje.
Y así. Sin más, salí de aquella laguna. La primera impresión fue la belleza del sitio. Justo al lado, estaba ese gran mar azul. Y al fondo el horizonte que lo unía al cielo radiante. Solo esa línea imperceptible era su unión. Y junto a él esas rocas donde seguro descansará el autor mirando su alma.
Subí y subí sin parar, el calor era cada vez más sofocante. La ascensión rapidísima casi no me dejaba percibir el maravilloso paisaje que se dejaba a mis pies. Tan desconocido para mí que solo me hacía abrir la boca de sorpresa. Alguno de mis compañeros, ya avezados en estos viajes, me contaban las maravillas de esos sitios por los que pasábamos. Grandes montañas, extensiones de tierra desérticas, concentraciones de viviendas de los humanos. Verdaderas panorámicas del mundo.
Y sin esperarlo, un viento huracanado nos hizo estremecer a todos. Nos arrulló en su cuerpo y subió a los cielos hasta llegar a perder la luz del sol. El frío se adueñó de nosotros, aires gélidos nos desplazaban sin sentido de un sitio a otro. De arriba a más arriba. Sin saber hasta dónde podíamos llegar. Llegamos a sentir la angustia del momento. El desconocimiento de todos nos había temer por nosotros. Nunca nadie llegó tan alto. Y con este frio tan intenso.
El viento cesó de golpe. Nada se movía. Y nosotros muy juntos unos a otros nos dábamos ánimo para adivinar lo que nos esperaría a partir de ahora.
Lentamente nos fuimos transformando. Nuestro vestido iba cambiando. Dejábamos la vaporosa seda por los preciosos cristales transparentes. La suavidad de las arrugas cambiaban por las lindas aristas estrelladas. El color casi blanco inundaba nuestras galas maravillosas.
Ahora recordaba mi primer pensamiento. El calor de La Mata. Y que frío hacia ahora. Pero no sentía nada malo. Era como si mi existencia fuera esa, de pasar del calor más intenso al frío perpetuo. Qué vida tan extraña y bonita la mía que permitía tener todas las experiencias de la vida en tan poco tiempo. 
Y cuándo menos lo esperábamos de nuevo el viento, una vez más en movimiento, una vez más arriba y ahora abajo también. Velocidad inusitada. Casi provocadora de sensaciones aun por vivir. Descenso vertiginoso hacia la tierra. Que por segundo se acercaba a nosotros viéndola desde la distancia. Pero no, éramos nosotros quienes nos aproximábamos a ella. Que pasaría ahora?
Uno de los más antiguos comentó que llegábamos ya a nuestro final del viaje. Pero dejó en suspense cómo sería. Habría que disfrutarlo una primera vez para sentir esa fascinación.
Por fin el viento calmó. Los aires se volvieron brisa y el frío aterido abandonó su puesto dejando un ligero calor.
Caímos casi cogidos de la mano. Nos mirábamos asombrados por el cambio de vestidos. Ahora éramos estrellas de cristales brillantes llenos de dibujos preciosos. Uno a uno nos posamos lentamente por los sitios más curiosos, y el mío fue el más maravilloso. Un precioso abeto lleno de regalos de navidad que unos niños habían adornado. Sus ojos brillaban tanto como yo. Y unas lágrimas recorrieron mis aristas. Pensaba que mi fin seria ese. Ver la felicidad de esos ojos de niño. 

O no......pero esa será otra historia. 

lunes, 9 de diciembre de 2013

Muérdago y Acebo


Pelea extraña entre Muérdago y Acebo. Riñas por supervivencia en el tiempo. Imposición de dogmas y criterios. Verdes y rojos. Druidas y demonios. Sacerdotes cristianos y religiones paganas.
Pelea sangrienta entre el rey Roble contra el rey Acebo, por imponer el frío crudo del invierno sobre el calor plácido del verano. Y todo esto sin llegar a los gélidos días de guerras fratricidas entre los señores de esta estación. Acebo y Muérdago.
Pero qué más da, un rey Acebo que un rey Muérdago. Son dos bellezas que solo nos hablan de recuerdos y añoranzas. De Navidad y nieves. De cariño y amistad. De ilusiones y amor. De tristezas y penas. De vida y muerte. De esperanza de calor.
Que el Acebo de rojos y el Muérdago de blancos, es su única distinción.
 Son verdes todo el año y aguantan los calores y los fríos. El estío y el agua. No hay sacerdote galo, ni sacerdote romano, que nos quiten la complacencia y el gozo de tener al muérdago y al acebo por compañía esta navidad. 

jueves, 5 de diciembre de 2013

La ventana Indiscreta


Desde su ventana indiscreta tecnológica divisaba a diario todo lo que ocurría en su barrio. Cada día más grande. Los vecinos iban y venían sin parar.
La casa de su izquierda era de tres pisos con dos viviendas por planta. Desde una familia con tres niños ya terciaditos a un despacho profesional de abogados, aunque aún no estaba seguro de ello. Tendría que estar más atento a los me gusta que ponían. Algo raro, dos mujeres con el mismo criterio en Facebook no era normal.
En el edificio de enfrente, en su local de abajo, un restaurante de tronío con un chef loco por la comida innovadora de excelente calidad y una segunda pasión por las últimas tecnologías de la comunicación.
La vecina del primero, separada y con ganas de encontrar una pareja que la mimara, había soledad en sus escritos y en las fotos con mensaje que colocaba.
Dos funcionarios, pareja ellos. Que con trabajos dispares en sus horarios utilizaban la misma ventana para cotillear las vidas de su barrio. Uno de noches y la otra de día. Pensaba alguna vez que pobre ventana, tanto trabajo sin dejarla enfriar. Ardería por calentura total.
La segunda, una madre separaba con más problemas económicos que reales en su cabeza y tiempo suficiente para hacer y deshacer líos y entuertos.
La última vivienda un parado frustrado en el romanticismo que solo provocaba en las ventanas necesitadas ansias de libertad pero que con el tiempo que tenia no inventaba, pero copiaba lo de otros con la maestría de los chinos. Era el medio rey del barrio.
Algún soltero de oro circulaba por las aceras pavoneando sus encantos materiales de fotos y pinceles, buscando créditos y reconocimientos de todas aquellas que faltas de ilusiones propias querían vivir de sueños de El Principito.
La casa de la derecha habitada por el matrimonio de toda la vida y que no llevaban vida. De hijos libres de responsabilidades cada uno a lo suyo, sin más que buscar sus anhelos por debajo de las camas. Y en la ventana de películas y de amores de otras tierras.
Y claro cuando todo se mira y todo se enseña al final se sabe a qué hora entra y sale del sueño de la vida. Y los me gusta y no me gusta que le pongas me gusta a lo que yo le he puesto me gusta, solo lleva a que los me gusta, sean las discordias más graves del barrio virtual. Las ventanas indiscretas echan humo, salen rayos, encienden fuegos fatuos, rompen comunidades y crean enemigos viscerales por los malditos me gusta, sin ser me gusta.
Cotilleo la vida de todos. Veo las guerras fratricidas, no son hermanos de sangre, pero eran hermanos de amistad, y el me gusta maldito ha cambiado mi barrio de caña, tapa y tertulia por la ventana indiscreta tecnológica que espía a qué hora me enamoro del pavo real, en qué momento el culo del actor sale en la tele, cuando vuelvo de negociar la hora de recogida de la nieta del hijo separado, de la cantidad de monedas que me quedan en el monedero o de la comida diaria que como en casa.

Esa ventana indiscreta tecnológica que rompe la vida de mi barrio con me gusta, ya no me gusta

lunes, 2 de diciembre de 2013

Crueldad Infantil


Entiendo que los locos bajitos son crueles hasta extremos odiosos. Produciendo en muchos casos, más de los deseables, consecuencias irreversibles. Y llego a pensar en el suicidio. Estudios sesudos de psiquiatras, pedagogos infantiles, y técnicos en la materia, ni saben dar con la fórmula o no hay manera de poder reconducir la mente de los jóvenes de esas edades, en algunos casos con tres años ya actúan con crueldad extrema. Si la hubieran encontrado, estoy convencido que disminuiría a casos puntuales.

Algunos educadores o padres, quizá no pocos, tienen una idea de reconducir las actitudes de los hijos a que vivan en su carnes, las misma crueldades que les aplican a sus amigos o amigas. Haciéndoles pasar por las mismas humillaciones, riéndose de ellos. Provocando la vergüenza en sus propios amigos interviniendo en sus redes sociales. Obligándoles a vestir con las ropas más ridículas de las que ellos mismos critican. Hay casos de imponerles a llevar aquel famoso letrero de nuestros profes: "soy burro". No sé si en aquellos casos valía el escarmiento, pero sí recuerdo que la crueldad que yo viví en aquellos años no llegaba a los casos de ahora. De un acoso mortal. En cambio si tengo la sensación contraria.

Nunca sabremos, a mí nadie me lo ha demostrado, que aquella humillación educativa de los educadores, y hasta los padres, fuera negativa o dañina. Humillar por humillar no me gusta. Nunca lo haré. Pero las formas de educar pueden tener caminos extraños que nos llevan a un buen fin. Como tampoco entiendo el castigo o la humillación del tortazo. Pero aseguró que una torta a tiempo es a veces mejor que cualquier desprecio humillante.


Y ante todo educar con el mayor cariño y amor posible. Padres y educadores. Nos verán como lo que somos. Alguien que enseña la vida. A vivir. Y a valerse por una misma 

domingo, 1 de diciembre de 2013

Discurso presentación Libro COSAS DE MI CABEZA


He intentado oír vuestros silencios, escuchar vuestras palabras en los comentarios, sentir vuestras emociones en los chat privados.
He aprendido a observar un artículo de forma distinta, a resolver los dilemas de mi mente.
Os habéis hecho protagonistas de cualquiera de los relatos de forma exclusiva.
Y donde están escritos?, en cualquier sitio y momento, donde la ilusión afloraba a mis dedos para escribirla. Con el móvil, la BlackBerry se ha hecho con la dura tarea de la pluma de Cervantes, como cambian las cosas.
Andando, en la cama, en una cafetería, en varias. Una tarde de gintonic, un disgusto de la tele, una noticia que nunca quise sentir.
Una llamada desgarrada de auxilio, un recuerdo de la niñez, una vivencia de tu juventud, el saludo de una fiesta. El cambio del tiempo, el cambio de humor, el cambio de amor, te quedas sin amor. Hoy ya tengo amor.
Una soledad no querida, un roca de apoyo, una camino lleno de líneas y semillas.
Cualquier cosa me ha servido para trasmitir mis locuras. He hecho que un taburete hable y que un libro sienta tristeza. Que una nota musical le aplauda a su público o que un tapón sirva para hacer un segundo feliz a una amiga.
Cómo dice Paco, todos tenemos cosas en la cabeza y yo he cometido la osadía de juntar esas locuras en sílabas.
No es una autobiografía pero si una biografía de todos. Os he retratado desde dentro, desde esa parte que no se revela  en el papel fotográfico pero si en el folio en blanco.
Las tecnologías de los blog, de la informática nos puede, nos convence, nos arrastra y nos engancha. Ahora tenéis lo que Gutenberg buscó, la Biblia en papel. Ehhh. Que esto ni es la biblia ni Paco Gutenberg. Pero si que nos gusta volver al papel alguna vez.
Habéis leído casi todos, todos los relatos. Y aún así estáis aquí para llevaros el libro.
Lo mío es devoción por que sigan saliendo estas locuras. Pero lo vuestro es de admirar más. O sois unos lectores empedernidos o de verdad es que estáis aquí para ayudarme a seguir escribiendo más cosas.
No puedo agradeceros bastante todo. Solo con intentar haceros más protagonistas de los siguientes relatos. Y os aseguro que ya hay muchos más escritos.
Y ahora me gustaría leeros una cosa escrita hace mucho pero que viene al pelo en este acto. Pero como a mí lo de leer ya lo estáis viendo el desastre, quisiera una valiente que lo hiciera por mí. Os lo merecéis y además también es un pequeño homenaje a quien se atrevió al desafío que le lancé de que escribiera el prólogo.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Despertador


Ya suena el despertador. Lo apago y sé que aún me quedan diez minutos más de sueño. Que gusto. Un ratito más en la cama.

A veces no sé si es la cama, o dormir más lo que más me gusta. Dormir esos diez minutos robados al día es un placer. Pero creo que es más un sentimiento que una necesidad. Ese sueño cuando lo consigo no me lleva a un descanso mayor sino a una sensación de bienestar en la cama. De hecho, si no fuera porque desconfío por completo de mi misma y me apoyo en los tres despertadores que me rodean, estoy convencida que sufriría de esos minutos extras. Y aún así no es un descanso relajante. Es más darle un engaño a nuestra mente. Está demostrado que ese sueño extra es el de la basura. Porque no descansa más nuestro cuerpo. Es mejor poco e intenso diario que mucho y a destiempo. No por dormir un fin de semana completo recuperaremos el cansancio de la semana. Un ama de casa, y aquí también meto a los amos de casa, deberíamos entender que necesitamos recuperar con el sueño, el cansancio diario que acumulamos.  No menos de seis horas de sueño placentero.

Ningún trabajo en el mundo tiene el horario de una ama de casa. Salvo ese cortísimo rato en el que nuestros ojos se cierran para ni ver más la lavadora o la plancha, todas las horas restantes son de una intensa actividad. Primera actividad la económica. Un consejo de ministros de economía en la cumbre para distribuir el presupuesto del país llamado mi casa. Todo el departamento de abastecimientos e intendencia para abastecer los almacenes de alimentos y utillajes. Sin poder contratar los servicios de catering de un tres estrellas Michelin necesitamos darles de comer a los más exigentes comensales. Un experto premio Nobel de medicina estaría encantado que yo fuera su ayudante. Ya sabemos de medicina y medicamentos un rato. Y no cuento de aquellos sesudos catedráticos de universidad con sus clases magistrales, nosotras tenemos que entender más cosas que las que sabe el Doctor Google. Y de cariño y amor? Quien nos gana? Los altos sastres de la costura no sé si entienden de remiendos y zurcidos.


Y ahora después de escribir esto, merecemos esos diez minutos más sin despertador? 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Siete Notas, Veintiocho Letras


Son siete las notas musicales. Do, re, mi, da, sol, la, si. 

Cuantas sensaciones pueden crear en un corazón las infinitas combinaciones, decir que la música solo es una variedad de notas es una locura. 

Dando vueltas a estas cosas de la música, encuentro una curiosidad aun más sorprendente. veintiocho letras de un abecedario, combinadas, metidas en un saco y tiradas al azar sobre un folio en blanco, no sólo pueden crear una ilusión, un cuento, un relato que nos lleve a mundos sin fronteras. Puede crear composiciones tan mágicas como un libro. Y sin más. A enciclopedias sesudas donde el saber del mundo nos ayudará con la vida. 

Pero aun hay más. Si nos paramos un poco, vemos que esas 28 letras, símbolos, ayudan a crear una lengua que distingue una cultura. La española por ejemplo. Pero si aun seguimos combinando esas mismas letras y volvemos a soltarlas sobre un folio en blanco, aquel escrito, que tu y yo podemos leer con toda facilidad, nos damos cuenta que aun diciendo lo mismo no somos capaces de comprenderlo. Es tan sencillo como que las mismas letras, el mismo abecedario, puede crear una cultura completamente distinta. Unas historias tan dispares como aquella impresionante enciclopedia pero con otra lengua. Ahora ya no es la española. La hemos combinado de tal forma en ese cedazo, que al caer en el folio hemos leído el mismo texto pero en la lengua alemana. 

Sí. Es de Perogrullo, pero veintiocho letras o veintisiete, según las lenguas, las mismas con las que hemos iniciado nuestra vida, ahora no sólo no estamos en nuestra casa si no que hemos cambiado de país, de lengua y de cultura. 

Y no sería mas fácil, que ese montón de letras fueran tan universales como las sencillas siete notas de la música que si que unen a todos los mundos, a todas las culturas y a todas las lenguas?


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Firmar



Lectora empedernida. Todo lo que cayera en sus manos lo leía. Debía ser algo de su niñez. Quizá el escuchar a su padre leerle los cuentos antes de dormir, despertó en ella esa inquietud por la lectura.

Al principio cosas de niñas. Mas tarde de amor y pasión. Normal a los 15 años. Con el tiempo su afición diversifica a los libros de caballería y a los históricos medievales. Pero un día llegó a sus manos unos textos cortos, simples, de escritura sencilla y muy fáciles de leer. Tenían en su sencillez una profundidad en muy alta. Apasionados de emociones, de sueños y realidades, de colores y llantos, la vida real y sin misterios.

Transmitían una necesidad de seguir leyendo esas frases. Hacia recapacitar sobre cada uno de los temas. y todos distintos y todos con continuidad de sentimientos. Empezó a seguirlo. A buscar donde fuera todo lo que este autor escribiera. Y solo conseguía cosas sueltas de textos cortos. Pero aún así disfrutaba con ellos.

Nunca supo cómo se enteró. Llegaría, como todo, por casualidad. El próximo fin de semana firmaba su primer libro en su ciudad. La alegría completa. Los nervios en su barriga. Fue a librería a preguntar por el libro. Y no estaba. Solo el día de la firma estarían a la venta. No dudaría en perder más tiempo, sería la primera en la cola, nadie estaría antes que ella, la primera firma, la suya.

Esa mañana, se vistió con sus mejores ropas, no sabía porque, pero si sabía que quería estar a gusto, que no quería sentir otra cosa, que el placer de que su autor preferido, le dedicara unas palabras en ese libro del que aun le faltaban muchas cosas por leer, y esa satisfacción no podía despertarse con pensamiento de si su peinado estaba bien, y si su falda era muy corta o muy larga. Lo importante era estar pendiente de todo.

Llego la primera, como no. Madrugó tanto que si lo hace un poco antes hubiera llegado de noche. La espera seria larga, pero la disfrutaría mas. La cola fue creciendo, parecía que no era ella sola quien sabia y había leído algo de ese autor, y eso le halagaba mas, no era única, pero si la primera, le gusto ver como la cola crecía.

Por fin llego la hora. Y por donde llegaría el autor?, entraría por la puerta?, y podría tener el placer de conocerlo antes y quizá de hasta tocarlo.
Pero no, al llegar la hora un guarda de seguridad abrió la puerta desde dentro, y como si fuera una ceremonia, comenzó una liturgia prevista, se dispusieron en una cola ordenada, y se desplazaron ante la mesa donde se podían comprar el libro, y justo al lado una gran mesa muy bien adornada con flores y algunos ejemplares ya dispuestos, precedían a la figura de él. Solo, sin nada más que pudiera despistar lo más importante, ser la primera a la que dedicara su libro.
Justo en ese momento de llegar ante él, declino el puesto y lo cedió a la siguiente persona en la cola. Su pensamiento muy acelerado, pensó en la inmensa satisfacción que seria, estar durante todo el tiempo la segunda en la fila, ir cediendo a cada persona su lugar, para no perderse en ningún momento toda la satisfacción de estar a su lado, tan cerca como nunca lo había hecho, tenerlo en su mirada, no perder ningún gesto de su cara, de escuchar cada una de las palabras que les decía a los que por su suerte, les dedicaba antes que a ella.
Fueron más de 4 horas disfrutando de él, de sentir como y porque aquel hombre había sido capaz de cautivarla por completo a ella. Y durante ese tiempo, se cruzaron muchas miradas, al principio de extrañeza, y luego de complicidad. Era como si los dos entendieran el porqué de aquello sin necesidad de hablarse.

Ya no quedaba nadie n la cola, solo ella, nadie más, los dos solos. Y la mirada se clavó en sus ojos, solo hizo falta un ligero movimiento de ella por acercarse para rompe aquel momento,  y como un sortilegio creado durante ese tiempo, solo se pudo escuchar una frase.


Quieres que te dedique el libro mientras cenamos juntos?

viernes, 22 de noviembre de 2013

Las cosas bien hechas


"La enseñanza muda del ejemplo".
Vaya enseñanza la que me dió el día que la leí. Me sonaron los refranes a borbotones. Haz bien y no mires a quien. Que tu mano izquierda no se entere de lo que hace la derecha. Si algo no quieres que se sepa, ni lo pienses.

Ir por la vida haciendo el bien, haciendo tu bien. Sin más. Sin esperar que alguien te diga lo bien que lo haces. Sin esperar recompensas. Sin esperar nada. La satisfacción personal de dormir sin que la almohada sea tu compañera de insomnio. A pierna suelta. La conciencia serena y tranquila. Preparándose en el descanso para ganarse un nuevo día de satisfacciones.

A la chita callando. Poco a poco y sin prisas. Dar ejemplo de vida sin que se oigan los pasos por las piedras calientes. Subir entre riscos, sin que el aliento se altere. Qué más da el esfuerzo si la vida te lo reconoce.


Ejemplo mudo. Sin algarabía. Como se hacen las cosas bien hechas. 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Loco Bajito



Al que tienes aquí,
es un ser humano.

Lleno de defectos
y lleno de virtudes.
Con sus llantos
y sus alegrías.

Un loco bajito que se resiste a crecer,
siendo un cuerdo sin vida.
Un ilusionista de historia
y un bastante de locura.

Tierno como pétalo de rosa
Y real como espina de su tallo.

Pero lleno de vida y libertad.
Que la quiere para sí y para ti.
No busca más que pasar contigo
dejando marcada tu vida de felicidad.


martes, 19 de noviembre de 2013

Sin dinero



Dicen que en EEUU no se ponen de acuerdo con el presupuesto y que podrían estar en suspensión de pagos la próxima semana.

Yo estoy deseando que ocurra, y que arrastre a todas las economías mundiales. Que Europa se quede sin dinero, que Japón no pueda pagar a sus bancos. Que china deje de comprar el mundo a cachitos y que todo el dinero de los bancos centrales no sirva para nada. Que el oro deje de ser el patrón moneda. Y que nada ni nadie vuelva a amasar riquezas inmateriales.

Que las nuevas divisas sean la harina de trigo y para comprarla haga falta buscar agua en el centro de África.

Que el hierro pague el hormigón y que el trabajo sea la moneda para tener ropa.

Que la cultura la enseñen los maestros, los que ya han vivido.

Y me curen los que saben hacerlo con vocación de juramento.

Y que haga tanta falta ser feliz que se olvide la humanidad de alguna palabra como guerra y hambre.


Quizá el famoso trueque, que ya anda por el mundo, vuelva con más fuerza. 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Aprende



Por muchas veces que los problemas te pongan de rodillas. Por muchas veces que tengas que doblar la espalda. Por muchas veces que te obliguen a claudicar. Siempre la vida te dará un golpe tan fuerte que re haga devolvérselo.

Nunca te quedes de rodillas. Nunca dejes tu pie sin fuerza. Nunca pienses que la vida es más fuerte que tu.

Tu fuerza está en levantarte del suelo. Ti fuerza está en subir la rodilla. De levantar tu cabeza. Y de mirar a vida para sacudirle tan fuerte que nunca más se atreva a decirte que tú no puedes.

Nunca más sin fuerzas para no poder estar de pie. Aprende que la vida te golpea. Que la gente te coloca de rodillas. Que te obligan a doblar tu espalda. Pero nunca dejes de mirar a los ojos a quien te mande de rodillas. A quien te doble la espalda. A la vida siempre de frente y mirada fija y segura.

Ya llegará tu momento de estar derecho, firme y decidido. Aprende desde abajo. Poco a poco. No tengas prisa. Toma tu tiempo, los demás te enseñan aun sin saberlo. Aprende de sus errores y de sus aciertos.


La visa es dura. Pero es una maestra con toda la autoridad 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Paso a Paso


Paso a paso. Día a día. Mes a mes, su cuerpo fue adquiriendo la fuerza necesaria para preparar el acontecimiento previsto. Cada día recordaba con cuanta ansiedad quería que llegara ese momento. Pero también recordaba los días de desesperación al no poder conseguir su anhelo.

Aquella mañana, al recibir esa llamada de teléfono todo cambió en su vida. El "si podemos conseguirlo, hay más posibilidades de lograrlo que de fracaso", que escuchó por ese aparato móvil. No podía tener mayor alegría. Por fin después de tantos años podría realizar la única ilusión de su existencia.

Por eso cada paso calculaba con precisión médica como debería reconstruir si cuerpo para el feliz día. Su programa de vida lo habían hecho entre todos. Y eso que ella era el desorden personificado. Pero ahora dejó su vida anterior para cambiarla por completo por la nueva que le habían conseguido.  Entre médicos, fisioterapeutas, ayudantes y sobre todo su familia, hicieron transformar su intranquilidad y desasosiego en firmeza y seguridad.

Aquel fatídico atentado terrorista destrozó su vida, su cuerpo y su mente. Lucha diaria por sobrevivir sin ganas de hacerlo. Hundida en la miseria y el sufrimiento. Sin estima. Sin sentirse persona. Sin entender nada. Pero después de tantos días de agonía, una frase se clavó en su corazón. podría ser madre?

Estaba a solo dos meses de ver a su niño.


Todo valía la pena

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Guadaña



La imagen en nuestros ojos de la desolación vista desde el cielo por una máquina creada por el hombre, esos satélites meteorológicos, y de observación, con un costo impresionante y que nos enseñan a centímetros que la destrucción total de un pueblo provocado por las fuerzas de la naturaleza. Me ha hecho reflexionar si el hombre es capaz de hacer un foto de la cara de una niña muerta por ese ciclón destructivo a esa espectacular distancia y ni ver a tiempo que ese ciclón se va a desplazar a donde está el hombre habitando tan tranquilo? 

No somos capaces de prever que eso va a ocurrir? Lo están viendo cada veinte minutos dando vueltas a la tierra, observan segundo a segundo como se desplaza. Saben y lo predicen su fuerza, tamaño, intensidad, destrucción. Saben más de ese ciclón que lo que están haciendo sus hijos en el cole en ese momento. Y no son capaces de avisar de que la muerte con su guadaña va a cortar las cabezas de hijos en el cole que ellos si ven? Me niego a mismo. No puedo más que revelarme ante esa postura del mundo técnico. Si ese desastre natural hubiera ocurrido encima de Alemania, o sobre los estados centrales de EEUU, no quiero pensar como las cadenas de televisión hubieran retransmitido las noticias hasta dentro del ojo de ese bestiales ciclón. Probablemente hubiera destrucción y más cosas. Pero tantas muertes? No lo creo. Se hubiera avisado cómo en tantas ocasiones. 


Pero ni Filipinas es EEUU. Ni es Alemania. 

Y ahora a mandar aviones con ayuda. Por supuesto. Y todo lo que haga falta y más. Pero prever esto antes también 




martes, 12 de noviembre de 2013

Vacio



Que vacío te queda cuando termina una relación de tantos años. Ves que todo el amor que diste y te dieron se va apagando lentamente. Y casi sin darte cuenta se fué por completo.

Ese final es aún más duro unos días después cuando la monotonía que tenias en ese final se convierte en un nada. En el vacío más rotundo que en el amor pueda no existir.

No eres capaz ni de llenarlo de recuerdos vivos. La tristeza al principio, la desilusión después, la amargura se anuda a tu garganta y las lágrimas infinitas de tu corazón ni quieren salir.

Ese vacío que no se llena con nada, la melancolía es tu vestido. Y la nostalgia es tu maquillaje. Nadie es ahora importante. No era importante para ti. Estas tan sola que no te sientes. Te pellizcas y no hay daño. Ni siquiera sientes tus dedos. Es tal el vacío que solo la nada existe. Las horas son años. El espejo te enseña una imagen distinta de la tuya. No te reconoces en la almohada.

Desconocida, rara hasta que un día algo cae en tu alma, una canción, un libro, un poema, una revista, una frase escuchada que antes ni oías. Un amigo te hace caso, un escaparate te hace fijar tu mirada. Y refleja tu cara. La que antes no veías. Ese día te das cuenta que hay sol. Que las canciones existen. Que los amigos están y que tu corazón vuelve a sonar en tus oídos.


Se acabó el vacío. 

sábado, 2 de noviembre de 2013

Me Quema


Me quema la distancia,
me araña el tiempo,
me desesperar el momento de verte de nuevo.

Me ahoga tu falta de aliento,
me destroza el corazón tu ausencia.
No espero más que el tiempo mueva las hojas del calendario,
que el sueño acorte la distancia
y que tus lágrimas de alegría vuelvan a mis mejillas.

Tus besos rocen mis labios,
y tus palabras despierten mis oídos.

Reviva la llama de amor que incendió nuestros sentimientos.
No tardes en volver.


No encuentro el momento de ir más rápido. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Arroz



Estaba yo dando vueltas en su mano a la espera que me lanzarán fuera. Y la necesidad de caer en el mejor sitio me abrumada. Yo era el mejor. Dicho por todos mis ancestros. Es más, lo había escuchado de las personas que me eligieron. Tenía la mejor genética. Los míos habían dado las máximas satisfacciones tanto a los que me habían trabajado como a los que habían disfrutado de mi.

Por fin salí despedido de aquella mano. Sé que no iba solo. Éramos más de 200. Pero yo era mejor. El más fuerte, el más sano, el más de los más. Al caer ya me preocupé de elegir el mejor sitio, en la zona más profunda. Bien enterado, donde nada ni nadie me molestara. Cubierto de agua por completo y a la espera que nuestro sol me hiciera crecer. Tenía que hacerme el mejor. De mi saldrían los mejores. De mis entrañas serian los más hermosos, los más apreciados, los que mejor admitiéramos las esencias. Los aromas, las delicadezas de ese placer.

Seríamos los mejores granos. Los más hermosos granos de arroz de la paella. De ese arroz blanco delicadamente trabajado con un filete de atún fresco encima. De esa guarnición de carne adornada conmigo con pasas hidratadas del mejor brandy por encima. Con los mejores mariscos del mar donde casi he vivido. Esos arroces llenos de leche y canela. De negro y amarillo.


Solo es arroz.

A Guillermo e Izar

lunes, 28 de octubre de 2013

Ordenes



Casa vez era la misma monotonía. El mismo procedimiento, los mismos movimientos. El protocolo marcaba claramente lo que debía hacer.

Esperaba la orden e iniciaba el proceso de vestirse con el uniforme, preparar el arma que revisaba minuciosamente. Colocaba la munición en su cartuchera. Aquellas balas tan especiales que marcaba el reglamento de punta especial para que en el disparo se fragmentaran en pedazos mortales.

Todo ocurría siempre igual. Estaba enseñado para cumplir su trabajo sin pensar en nada. Era un autómata por completo. No sentía ni padecía por lo que hacía. Era un solitario destinado y preparado exclusivamente a cumplir con su trabajo.

Ese día todo se desarrollaba como siempre. Al llegar el momento todo se cumplió con extrema precisión. Hasta el punto que hasta en el mismo segundo que la última vez puso el pié derecho en aquel patio. Se unió con el resto de sus compañeros. Todo estaba ya listo. Se colocaron en posición. Esperando la orden. Apuntaron y oyeron la palabra de siempre. Fuego.

Algo no salió bien. Siempre había un muerto. Peto estaba vez era dos. El había disparado cómo siempre. A no matar. Pero el resto de sus compañeros? Alguno no cumplió con su compromiso. Y no se sabe quién. El no lo supo nunca quien fue.

Pero esa bala que no cumplió con las ordenes, rebotó en algún sitio que no fue el cuerpo del ajusticiado e impacto en su cabeza. Ese día terminó su vida.


Y todo porque alguien no cumplió las órdenes. 

miércoles, 23 de octubre de 2013

Sílabas Y Notas



Llevo escribiendo ya un tiempo y cada vez me gusta más hacerlo. Sin ninguna razón con más fuerza que otra, pero sí necesito en muchas ocasiones escribir de algo que me llega a la cabeza, una idea, una frase, una foto, en una revista veo una noticia, o alguien me sugiere esa idea de la que mi cabeza sea capaz de desarrollar esa historia bonita.

Pero otra de mis grandes pasiones es la música y más sus letras desde que élla me enseñó a saber escucharla. No sólo a oírla. Y con el tiempo me llegan flases a mi cabeza que a mis sílabas les falta algo. Las palabras que se forman no resuenan. 

Ahora escribo con música en mi cabeza y las sílabas suenan. Creo que las palabras no tienen nada que hacer al lado de una buena letra de canción escuchada con el corazón.

Si marcamos nuestros pasos en la vida con nuestras canciones preferidas, nos damos cuenta que la música realza las letras. Y que las palabras escritas se vuelven melodías que nos ayudan a dar ritmo a nuestras vidas.

Ya me gustaría que algunas sílabas mías tuvieran notas

sábado, 19 de octubre de 2013

Las Cosas Suben



Quiero besos, también necesito abrazos, quiero calor. Que todo sea así. Alguien que me ame. Quiero la luna y el sol. Lo quiero todo. 

Pero todo esto no cae del cielo. Todo esto está en la tierra como bien dice Dani Martín en su último CD. Pero tú te crees que pidiendo o exigiendo se consigue todo esto? Esto está en tu mano, lo tienes más cerca de lo que crees. Si abres los ojos por la noche la luna llega sola. Sin pedírselo. Y además viene para ti solo. Solo está en tus ojos y nadie más la ve a través de los tuyos. Y si madrugas tus ojos verán la belleza del sol saliente. Solo tienes que querer ver la luna. Y querer ver el sol. Y querer amar, y querer calor. Pero no de pedirlo sino ganarse el derecho a que te amen y que te quieran. Da calor y recibirás más. Da cariño y recibirás más. Gánatelo

Al final hay para todos, siempre que todos den amor. Cariño. Sol y luna. Que no te pierda tu luz de guía por querer algo que tu ya tienes.

Las cosas no caen del cielo, suben al cielo 

miércoles, 16 de octubre de 2013

Libra



"Una palabra mal dicha o mal interpretada puede causar conflictos y situaciones desagradables. Debes aclararlo para no crear mal ambiente".  Leído en la sección Horóscopos de una revista.

Dicho así por el experto astrólogo u horoscopero de turno, podría crear un conflicto mundial a todos los libras en el día de hoy.

No irían hablar entre ellos. Cualquier cosa dicha podía ser mal interpretada. Y el mal rollo seria total. Sé imaginan la conferencia de G20 que todos fueran Libra?   Por favor que mundo destruido por errores de miradas mal miradas.

Cuando no, el trabajador recibiendo ordenes de un jefe que no sabe interpretar lo que debe ordenar.

Ese amor de toda la vida que por fin ayer decide darle el sí a su chico y entonces lo mal interpreta él por ser los dos libras. Y termina con la ruptura de por vida.


Los horóscopos son lo que son. Y nada más. 

martes, 15 de octubre de 2013

Payaso Maestro



Quizá la palabra payaso y la palabra maestro no digan mucho para algunas personas. Y quizá para otras solo signifiquen desprecio o menosprecio. Y en otras algo tan despectivo que ni están en su vocabulario.

La palabra payaso es para mí la segunda palabra más importante. Tanto significa para mí que nunca podré parecerme a ella por más que lo intente todos los días. Es de tanta grandeza que muy pocos son capaces de ser y sentirse payaso.

Admito la palabra y mucho más al que pueda presumir de serlo. Aunque probablemente ni lo intente presumir. Es algo que su alma y su corazón lo llevan tan a gala que ni sienten otra cosa que ser payaso.

Payaso persona que hace reír. Así sin más. Hacer reír. Hacer felices a los demás. Alguien dijo que hacer llorar era fácil. Pero sacar una sonrisa era a veces imposible. Bendigo al payaso que aun a costa de sus sentimientos es capaz de ayudarnos a ser alegres, a ser felices  y sacarnos esa sonrisa que muchas veces no podemos tener.

Y de la palabra maestro más de lo mismo. Es también la segunda más importante. Porque en mi vocabulario hay muchas con número uno. Y muchas más con el dos. El maestro no es el que sabe sino el que enseña. Y eso para mí nunca ha tenido precio. Los busco donde puedo. Y que pocas veces están donde la gente espera. Busquemos bien que los hay en cualquier sitio. Hasta los necios son maestros, nos enseñan a no serlo.


Gracias María Asunción 

lunes, 14 de octubre de 2013

Me Importan



Es difícil entender lo poco que les importamos a los que nos importan.

Quizá sea más difícil entender porque pensamos así. Sí me importan los demás y más los míos. Es porque yo me doy a ellos. Los quiero tal y como son. Una madre, un padre tiene que esperar recompensas de sus hijos? Tienen que oír de ellos que somos importantes? Probablemente sí. Y con todas las consecuencias. Pero y si no lo somos? Y si no nos lo dicen,? Y si pasan de nosotros? 

Nuestra estima baja, se requiebra. Quizá seamos nosotros los que necesitemos el halago, que nos digan que nos quieren, que necesitemos de los demás más que nosotros a ellos. Si amamos es porque damos sin esperar nada a cambio. Si queremos es porque nos desprendemos del cariño que queremos compartir.

A todos nos gusta una caricia, un beso, una palabra de afecto, de ánimo, que nos digan que somos su centro de vida. Pero que nos importe que no lo seamos? 

Nos agobiará nuestra vida si vamos buscando importancias. Nuestra autoestima por las nubes para poder amar sin medidas. 

Que Llegue el frio



Tengo ganas que llegue el frío. Que termine el verano. Que los días se acorten y la vida se haga lenta. Que espese mis ideas, que mis pensamientos no vayan tan deprisa.

Tengo necesidad de frío. Que congele mi corazón y que lo frene de calores. Tengo que reflexionar sobre todo lo ocurrido este verano. El calor revolucionó la vida y alteró mi tranquilidad y sosiego de la primavera. Los cambios bruscos de sentimientos producen alteraciones con cicatrices que son necesarias restañar.

Han volado besos y caricias y han llegado nuevas ilusiones que tendrán que dejar su nuevo poso. No somos anaqueles de cambios de libros con nuevas historias. Somos harina que cuecen panes olorosos. Frío que de noche te encoge tu cuerpo para sentir tu corazón latir más cerca. Necesito el frío en mi alma caliente. Y que la fina lluvia del otoño cree su cortina al mundo y me tape de lo que no quiero ver. Mirar dentro de mí y descubrir quién vuelvo a ser.

Solo la pasión es consciente de la belleza pura.    


Necesito volver a nacer

sábado, 12 de octubre de 2013

Solo Nos Queda Eso



Toda la noche sin dormir. Dando vueltas en la cama con los cien problemas en la cabeza. Los problemas del día a día.

El trabajo precario que tengo. Nunca sé si este mes llegaré a la oficina del paro a ponerme en su cola. La pensión de mi ex, que la veo en la cuenta de uvas a peras. Y siempre con el miedo que deje de ingresarla. Mis dos hijas, en la edad del pavo total, que un día perderían la vida por mi y al otro ni verme quieren. Que una mirada mal entendida con mi amiga del alma hace que nos pasemos una semana sin hablarnos. Que un bocadillo de tortilla es la comida de mañana con un vaso de agua del grifo. El frigo esta desenchufado. Los remiendos de la ropa ya no pueden acoger más agujas. Con una fiebre tonta que me lleva de cabeza ya cuatro días.

Y al levantarme destrozada miro por la ventana y veo la imagen más maravillosa de la vida. El nacimiento de un nuevo día. La luz de ese sol. Eso es lo único que queda al final.


La satisfacción de ver como somos capaces de renovar todos los días las fuerzas vencidas en la oscuridad de la noche. Volvemos a llamar a la amiga, buscamos de las hijas la comprensión, la pensión está ingresada, la fiebre desaparece, un nuevo amor por encontrar y el trabajo, aun con dureza, permanece un mes más. 

viernes, 11 de octubre de 2013

Te quiero pero no te amo



Te quiero pero no te amo. Te deseo pero no para toda mi vida. Sexo son amor ahora no es. Compartir cualquier cosa de mi alma, pero mi corazón no está de entrega total. Mis besos de cariño son sin la pasión del amor, pero tan sinceros los unos como los otros son entregados de verdad. Si buscas otra cosa, no la busques en mi corazón. No la encontrarás en mi. Pero si de mi amistad y mi cariño quieres hacer un punto de apoyo, exige de mí mi total lealtad. Fiel escudero de andanzas seré. Y si alguna vez los caminos paralelos dejan de serlos cambia el no por el sí de las tres primeras frases.


Y encontraremos las piedras juntos.  

jueves, 10 de octubre de 2013

Llorar humano



Nos han creado duros, de piedra, hechos a la dureza de la vida. Nos hacen líderes del mundo. Somos los hombres. Los machos del reino animal. No hay concesiones a la fragilidad, al sentimentalismo, a la flojera de espíritu.

Todo eso es de la hembra, de la mujer, de la madre o de la hermana. A ellas les está permitido ser débiles, frágiles, tener los sentimientos en su garganta y que afloren sin medida. Que se les note que sienten y padecen. Mujeres tenían que ser.

Los hombres con cara de palo, agria la mirada. Cejo estreñido. No sienten. No lloran. No se les permite. Y si no lo conseguimos por nosotros mismos ya se encargan las mujeres, los amigos, los asesores. Y hasta los enemigos de recordárnoslo.

La historia aun nos marca más. "Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre."

Como vamos a ser iguales?

Solo las mujeres tienen ese derecho de llorar. De ser débiles. De aflorar los sentimientos.

Pues yo me rebelo, yo si quiero sentir como mujer, ser débil, ser sentimental, que afloren mus debilidades a la cara. Que los demás las vean. Y que mis lágrimas se paseen por mis mejillas y de quien me consuele.


Que no sea solo. Que seamos muchos. Que nos hagamos humanos.