domingo, 17 de noviembre de 2013

Aprende



Por muchas veces que los problemas te pongan de rodillas. Por muchas veces que tengas que doblar la espalda. Por muchas veces que te obliguen a claudicar. Siempre la vida te dará un golpe tan fuerte que re haga devolvérselo.

Nunca te quedes de rodillas. Nunca dejes tu pie sin fuerza. Nunca pienses que la vida es más fuerte que tu.

Tu fuerza está en levantarte del suelo. Ti fuerza está en subir la rodilla. De levantar tu cabeza. Y de mirar a vida para sacudirle tan fuerte que nunca más se atreva a decirte que tú no puedes.

Nunca más sin fuerzas para no poder estar de pie. Aprende que la vida te golpea. Que la gente te coloca de rodillas. Que te obligan a doblar tu espalda. Pero nunca dejes de mirar a los ojos a quien te mande de rodillas. A quien te doble la espalda. A la vida siempre de frente y mirada fija y segura.

Ya llegará tu momento de estar derecho, firme y decidido. Aprende desde abajo. Poco a poco. No tengas prisa. Toma tu tiempo, los demás te enseñan aun sin saberlo. Aprende de sus errores y de sus aciertos.


La visa es dura. Pero es una maestra con toda la autoridad