domingo, 5 de abril de 2015

Cuando mi alma vuele



Cuando mi alma vuele y deje mi cuerpo, el día se convierta en noche y la eternidad sea alcanzada; la soledad desista en ser mi compañera de vida terrenal y se convierta en la paz del espíritu.
Los espacios se llenen únicamente de sentimientos, el verso se vuelva libre y aflore sin retraerse.
Solo entonces la felicidad será completa, la tristeza se convertirá en alegría, la envidia en pasión.

Y el amor en existencia