lunes, 11 de agosto de 2014

Roto




No hemos roto nada que no podamos arreglar,

no hemos torcido nada que no se pueda enderezar.
Tus miradas de asombro no pueden perdurar,
ni tu desconsuelo que se vuelva en más tormento.

No hemos roto nada que no podamos arreglar.

¿Dónde nos hemos llevado que no queríamos estar?
Un parón corto y preciso que nos haga reflexionar.
Olvidarnos de disgustos y riñas y volver a las risas
y encantos que tanto nos hicieron estar.

No hemos roto nada que no podamos arreglar.

Pasos juntos tenemos que dar.
La vida a medias es más fácil de llevar.
Fuera desvaríos, fuera dislates,
aquí la cordura, aquí la constancia.

No hemos roto nada que no podamos arreglar.

Entra la alegría y vuelve la cordura.
Lógica que nos ayude a embellecer nuestra amistad.
Años que llevamos décadas serán.


No hemos roto nada que no podamos arreglar.