jueves, 20 de abril de 2017

Y yo digo, ahora sí que toca.



En los informativos de ayer a nivel nacional y casi mundial diría yo, nos pusieron en la cara la noticia de un video hecho por Alicia, una niña de 17 años, del IES DIEGO DE SILOE de Albacete.

Este maravilloso video nos cuenta las 100 frases que proceden del texto publicado por Ro De la Torre en su blog. Estas frases son las que llevamos oyendo toda la vida desde que nacemos, por repetitivas hasta nos las creemos como ciertas y las usamos sin pensar en su significado real

Pues no, no son las frases que debemos oír. No son las frases que nos gustaría tener en nuestra boca, nos son las frases que debemos decirle a nadie, son las frases más machitas que he escuchado, y ojo que alguna o muchas ya las he pronunciado alguna vez. Pero dichas, todas, seguidas es cuando más me doy cuenta del efecto que producen en la mente y en la formación.

Las escuchamos en el ámbito familiar, privado, en la infancia. Y cuando trascienden al público, al profesional, al laboral es cuando ya están metidas en el ADN de nuestra vida. Ya nos hemos hecho machistas al más puro estilo.

Estoy leyendo en todos los comentarios en las distintas redes y diarios digitales, y no hay derecho a que, a esta chica, Alicia, a su instituto, a su director se les esté acosando, insultando, coaccionando, con exabruptos, por haber puesto en nuestros ojos, oídos, en nuestro corazón ese maltrato sutil y machacón de nuestra vida machita.

¿Quiénes se han creído que son para avasallar a esta chica?

Nos ha dado una lección a todos, sí a todos.

No podemos consentir los desmanes, los disgustos, las aberraciones que se están produciendo en contra de esta chica. Hay que protegerla, es una menor, es una niña, sí, una niña con un par de ovarios muy bien puestos, y que nos enseña cómo tenemos que comportarnos, como debemos educar y educarnos en la libertad y el respeto.

No voy a consentir, nos podemos consentir que estos intolerantes sigan campando por sus dominios.

Y como dice mi buena amiga: Ya está bien.

Y ahora o nunca.

Y yo digo, ahora sí que toca.

Asensio Piqueras