domingo, 4 de septiembre de 2016

MANDARLES UNA SEÑAL


Domingo, 4 de septiembre de 2016

La noticia: "Se ha detectado una señal del espacio a 95 años luz". Esta señal, según los científicos, proviene claramente de una civilización inteligente superior.  
Hasta aquí la noticia ya es de por sí impresionante.  

Vamos a hacerla comprensible para los mortales de Murcia. Si es de hace 95 años luz, quiere decir que cuando la enviaron no existían en la Tierra los que ahora la escuchan.

Imaginemos que nos quieren decir algo tan simple como un saludo: "hola", por ejemplo. Les contestamos. No, no podemos. No tenemos la tecnología suficiente. ¿Y ellos? Si pudiéramos contestarles, cuando llegara nuestra contestación: "¿Qué tal estáis?" ¿Estarían los mismos? Si no es así, no creo que los que la entendieran supieran de qué va la cosa. Habrá pasado el doble del tiempo cuando la oyeran. Estaremos más que calvos los unos y los otros.  

Vamos a lo positivo. Si es cierto que esta señal es inteligente, vamos que no la ha hecho el aire al cerrar una puerta, podemos intentar entender qué tecnología se ha empleado. Nos puede servir para entendernos mejor entre nosotros. Mandar señales a los partidos políticos para que no tarden tanto tiempo en ponerse de acuerdo. O mandarles una señal a los de las guerras para que dejen tranquilas las armas, no vaya a ser que la siguiente señal sea una que las desactive para siempre. O mandarle una señal a los profes para que nos enseñen una cultura de verdad, o a los padres para que no dejen la educación de sus hijos en manos ajenas. O mandarles una señal a los jueces para que no tarden tanto en dictar sentencias. O mandarles una señal a los buenos para que sigan siendo mejores. Porque a los malos es tontería, seguirán siendo malos por muchas señales que les enviemos. 

Los científicos, quizá y solo quizá, sean los únicos capaces de utilizar la ciencia en beneficio de la humanidad.